Nuestra casa de Hermandad reside en la Ermita de la Concepción en la calle que ermitadebe su nombre a este templo nº 28. Esta es una pequeña iglesia que data según últimos estudios del S. XVII que existía en las afueras de la ciudad donde residía una orden religiosa femenina llamada Real Congregación de los Santísimos Corazones de Jesús y que actualmente ha quedado integrada en el pleno centro de Ronda.

Esta Ermita fue cedida a la hermandad en el año 1952 para que esta tuviera un lugar donde guardar los enseres, dar cultos a sus titulares y para tener un lugar de donde salir cada año debido a que no se podía salir de la parroquia del Socorro donde radicaba la hermandad. Durante muchos años la procesión salió desde allí pero debido al mal estado de la misma y se tuvo que salir de otro sitio, pero debido a la mala racha que se pasaba esta sociedad la hermandad desapareció y esta fue prácticamente abandonada con todos los enseres en su interior.

Pocos años mas tarde de este pésimo acontecimiento, la hermandad volvió a resurgir y volvieron a la Ermita. Está volvió a ser centro de la hermandad sufriendo muchas restauraciones y cuidados a lo largo de los años.

Actualmente la Ermita es el centro neurálgico de la hermandad, que aunque un poco alejada de la sede canónica y del Barrio de San Cristóbal, se encuentra en el centro de la cuidad. Las actividades que allí se realizan son el almacenaje de los enseres de la Hdad., reuniones de Junta y Cabildos, misa anual, secretaría, y una intensa actividad cada Cuaresma, donde se hace la entrega de túnicas a hermanos, cenas de hermanamiento, etc, ademas de ser el lugar de recogida de la Hermandad cada noche del Miércoles Santo.


ARQUITECTURA DE LA ERMITA DE LA CONCEPCIÓN

ermitainteriorLa Ermita tiene una única nave de planta de cajón con cuatro hornacinas, dos a cada lado, lo que representa la tipología clásica de las fundaciones conventuales. Se trata de un templo con función funeraria, conocido gracias a las tumbas de la nave y por la pequeña cripta situada en el presbiterio del altar. También se encuentran algunas lozas con inscripciones funerarias aunque los datos y la colocación indican que no son correspondientes a enterramientos en el templo.

En el interior de la Ermita se encuentra cuatro altares-hornacinas donde se albergaban retablos en cada uno de ellos desaparecidos en la guerra civil pero si se conserva el del altar mayor. Este es un retablo de tipología barroca tallado en madera que aunque a sufrido numerosas actuaciones de restauración se encuentra algo deteriorado. No se sabe a ciencia cierta la fecha de realización de mismo pero se atribuye a finales del siglo XVIII. Está realizado en madera de Flandes, de estilo barroco tardío con influencias de otros estilos artísticos. La policromía en tonos marrones y verdes imitan las vetas del mármol, y muchos detalles dorados. En el centro de este se encuentran dos hornacinas en dos pisos, en la parte superior podemos encontrar una imagen de una Inmaculada de medio bulto; en la hornacina del primer piso encontramos la antigua imagen de Ntro. Padre Jesús en la Columna, de los talleres de Olot, depositada allí en el año 2003, cuando salió por primera vez la nueva talla.

En el lado izquierdo del altar mayor, se encuentra la sacristía, actualmente usada como sala de reuniones y centro de costura y otros trabajos de la hermandad, justo a la entrada a esta desde la nave central encontramos una pequeña hornacina donde se situaría una imagen de la Titular del Templo la “Inmaculada Concepción”. Desde la sacristía parte una escalera a un pequeño altillo usado como almacén y secretaría de la Hermandad.

Por encima de la puerta de entrada se encuentra el coro de la Ermita, que en la reforma de 1995 fue ampliado y se creó una segunda planta. Ha este se accede por una escalera de caracol que encontramos en el recibidor.

La fachada consta de un gran pórtico en piedra con un arco de medio punto, colocada sobre la pared enlucida color blanco, con dos grandes dovelas que componen un alfiz, rematado por un frontón curvo partido. En su frontón aparece una hornacina con una imagen en mármol de Mª Santísima de la Inmaculada, rematada por otro frontón triangular roto con una cruz en el centro y pirámides con bolas en los extremos. La puerta, en madera de doble hoja y con una de acceso tiene tallas con motivos naturales y en la parte superior, dos ángeles a cada lado. Esta, actualmente a sido restaurada gracias a los planes Ronda y Memta del Exmo. Ayuntamiento de Ronda, donde se restauró de nuevo toda la fachada, puesta en valor de la piedra del portón ya que estaba cubierta por pintura, colocación de nuevas ventanas, restauración de la puerta principal, colocación de dos mosaicos con los titulares de la hermandad, etc.

Al lado derecho de la Ermita se encuentra una casa particular con un patio en su  interior colindante al templo y fachada que tiene una gran similitud con esta, con lo que no se descarta que en la antigüedad esta formara parte de la ermita donde residían las personas de la Congregación que allí residía.


LOCALIZACIÓN