f16Las imágenes secundarias de la hermandad están formadas por tres romanos, siendo dos de ellos Sayones y el restante un General Tribuno. Las tres imágenes obras del imaginero sevillano D. Jesús iglesias Montero están talladas en madera de cedro, llegadas a la hermandad en el año 2004 conforman el misterio de Nuestro Padre Jesús en la Columna, representando la escena de la flagelación en el pretorio.

Según cuentan los testamentos, Jesús fue azotado y humillado por dos sayones romanos, ambos de complexión fuerte, bajo la atenta mirada de un general romano.

En el misterio de Nuestro Padre Jesús en la Columna se representa a Cristo atado a media columna de mármol. En un segundo plano, detrás del Señor se disponen a ambos lados de él los dos sayones que con gesto macabro y con fuerza fustigan a nuestro señor, dejándole la espalda destrozada por los fuertes golpes de las bolas

de acero que disponen los flagelos. El sayón de la izquierda sujeta a Cristo con una cuerda, como si de un perro se tratase. En un tercer y último plano podemos observar al tribuno romano, que con la mirada desviada, vigila de reojos a los sayones, que están bajo su cargo.

f17

 

El sayón que azota a Jesús desde el lado izquierdo, corresponde según datos históricos, al sayón más alto y de complexión fuerte. En su cara se muestra una expresión cruel, con los labios apretados para ejercer más fuerza al dar los azotes y la mirada se clava en la espalda de nuestro Señor. Se encuentra totalmente erguido con el brazo izquierdo flexionado delante de su pecho, con el que agarra una cuerda que en su otro extremo está atada a la Columna y manos de Jesús. Mientras, su brazo derecho sujeta con fuerza el flagelo que realiza la trayectoria para azotar.

Sus piernas se encuentran rígidas apoyadas en el suelo, la derecha totalmente apoyada en el suelo y la otra se levanta, apoyando solo la punta con la posición natural de giro al azotar.

 

 


 

f18

 

Este sayón romano se encuentra situado en el trono en la parte derecha tras Jesús. Se encuentra en posición reclinada hacia adelante. Sujeta el flagelo con la mano izquierda, con el que propina los azotes. Este es calvo y algo más bajo y fuerte que el otro sayón, como cuentan los historiadores.

Su cara presenta la maldad marcada en los ojos, que los tiene casi cerrados pero no pierden de vista su objetivo mientras que con los dientes superiores se muerde el labio mostrando la fuerza con la que azota.

Su posición corporal muestra el movimiento circular realizado al azotar, su pierna izquierda se presenta apoyada totalmente en el suelo, mientras que la derecha esta levemente levantada del suelo. Su mano derecha guarda el equilibrio manteniéndola totalmente abierta.

 


 

f19

Esta imagen realizada en madera de cedro por el imaginero D. Jesús Iglesias Montero, al igual que las otras dos, se presenta como un oficial Romano en la categoría de Tribuno. Este en posición imponente y robusto se encuentra en un tercer plano en el misterio, donde vigila la acción de los sayones.

Con la vestimenta propia de un oficial Tribuno, en la cabeza lleva un casco dorado en pan de oro con plumas que ornamentan la vestimenta. Su armadura, recreando las propias de la época que se componían con capas de metal unidas con remaches y rematada con otra capa de metal con la silueta de un torso musculoso, dorada en pan de oro, que cubre todo su tronco. Sobre su espalda cae una capa, nacida desde cada hombro y sujetada por la mano derecha que se encuentra abierta y con el brazo semi flexionado. Con el brazo izquierdo sujeta su lanza de más de dos metros de altura reglamentaria de su categoría.

Su traje de terciopelo negro con incrustaciones doradas en mandas y faldas donde lleva un machete con empuñadura de oro.

f20