PALABRAS DEL HERMANO MAYOR PARA EL MIÉRCOLES SANTO 2020.

Estimados hermanos/as, amigos de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús en la Columna y María Santísima de la Esperanza.

Hoy es Miércoles Santo, bendito día entre los días del año para muchos cristianos, devotos, hermanos y cofrades de nuestra querida Ciudad de Ronda. Este año tenemos todos unos sentimientos contradictorios, alegres porque llegamos a una meta anual con muchas vivencias, logros y alegrías más que conseguidas y por otro lado tristeza, por no poder ver a nuestros queridos y amados Titulares por nuestras calles. No nos queda otra que resignarnos y esperar a un nuevo año, sabiendo que lo que estamos haciendo es lo correcto por la salud de nuestros seres queridos, vecinos y paisanos. Hoy quiero aprovechar para dar las gracias a mi Hermandad por darme tanto, a mi Junta de Gobierno, Consejo Consultivo, cuarto de costura y Juventud Cofrade por luchar los 365 días del año para prepararnos para la mejor Estación de Penitencia que se pueda soñar. Somos una hermandad de todos. Que seriamos sin nuestros fieles hermanos, sin los que formáis parte de nuestro cortejo procesional, nazarenos de fila, enseres, mayordomos, monaguillos, dalmáticas, mantillas, penitentes y como no, sin nuestros capataces y magníficos horquilleros, todos ellos son la pura esencia de la Columna y Esperanza. Y que decir de nuestras familias y amigos que tanto nos apoyan. Acordarnos especialmente de los protagonistas de la Cuaresma, nuestro cartelista Rafael Franco, presentador Jose Carlos Orozco Ramos y Pregonera Ariadna Mateos Gonzalez, también de nuestros colaboradores, Cerería la Madrugá, orfebrería Emilio Méndez, incienso de la La alacena de Santi y lo mejor del té, florista Azahar Arte Floral, de nuestras Bandas, Bandacctt Santisimo Sacramento de Yunquera, A. M. Arroquia Martínez de Jodar y la Banda Municipal de Música de Ronda. De todos los comercios que cada año colaboráis con nuestra Hermandad. De nuestro Coro Parroquial, feligreses, vecinos de San Cristóbal y rondeños/as. De nuestro Consiliario, Rvdo Padre Don José Luis Pastor y también a nuestro Vicario Parroquial, Rvdo Padre Juan Carlos Millan Guerrero. Gracias a todos ellos. A todos los que hacen posible que cada vez que llega la tarde-noche del Miércoles Santo nuestra espera se haga realidad.

En este día, nuestra memoria vuelve al pasado y recordamos nuestros mejores momentos de nervios e ilusión, la preparación de nuestro hábito de nazareno, limpieza de faroles y enseres, el traslado y el montaje de nuestros tronos, encuentros de hermanos, los desayunos y tapeos tradicionales, la larga cadena de jóvenes transportando farolillos y cirios, el engalamiento de los balcones de nuestro barrio, los preparativos de la petalá, la preparación de los bocadillos, los ricos dulces cuaresmales que las vecinas nos hacen llegar para darnos fuerzas, preparar la Ermita para nuestra llegada, ver a nuestros Titulares entronizados envelesados por su belleza en la noche del Martes Santo, la visita de tantos hermanos y devotos, nervios, risas y lágrimas. Y como no, me faltan adjetivos para describir nuestra triunfal salida cada Miércoles Santo. Nos acordaremos de los que están y también de aquellos que nos dejaron para estar arropados con nuestras divinas Majestades, Nuestro Rey de la Esperanza y la Novia de nuestras vidas. Hoy rezaremos por todos ellos y también por todos aquellos que están luchando en primera línea contra este mal que azota al mundo y por aquellos que velan por nuestras necesidades y seguridad. TODOS SOMOS UNO.

Que Nuestro Señor y Nuestra Madre de la Esperanza abran luz en estos momentos de tinieblas para que brille la Esperanza de la VIDA.

⚓️💚Por siempre COLUMNA y ESPERANZA💚⚓️

Fdo: Diego Sánchez Pozo.